miércoles, 13 de enero de 2010

La jellacha del Imperio


LA JELLACHA DEL IMPERIO
Cuenta la historia que los antiguos peruanos basaron toda su grandeza en el trabajo. Todos tenían un rol que cumplir, desde los niños hasta los ancianos y tullidos. Ello explica por qué llegaron a formar un imperio que abarcó enormes territorios.
Su código moral se definía en tres normas indestructibles: Ama Sua, Ama Llulla y Ama Jella. No seas ladrón, no seas mentiroso y no seas flojo.
Estas normas eran cumplidas con entusiasmo por la gente; sin embargo, la última era la más difícil de acatar sobre todo para los mozalbetes distraídos en cosas propias de su edad.
–¡Nadie puede dejar de hacer su trabajo! –exclamaba Pachacútec preocupado por esta falla en el engranaje de la maquinaria tahuantinsuyana.
Sus consejeros buscaban soluciones y no las hallaban a no ser el de aplicar severos castigos.
–¡Nunca!, mi deseo que es trabajen y no que mueran torturados –replicaba el emperador.
Enterado del hecho, se presentó ante el inca una paloma serrana, emparentada con la tortolita:
–¡Tengo la solución! –sentenció el ave– Recordarle a cada padre que cuiden que sus hijos no sean ociosos.
–¿Y quién se encargará de hacerlo todos los días?, no tengo suficientes capataces para que tomen cargo de esa orden –reclamó el soberano.
–Pues... lo haré yo, iré de valle en valle, de pueblo en pueblo, de casa en casa, mi señor.
Efectivamente, así lo hizo, volando de árbol en árbol, de techo en techo, llamaba la atención de los padres utilizando un singular canto que había inventado: "Tiyuy warmachaykipa jella (tío, tu muchachito flojea)". De esa manera, el imperio redobló su grandeza y crecieron los tambos, caminos, andenes y palacios.
En agradecimiento a tan formidable servicio, el inca la nombró guardiana oficial del Ama Jella. Aún hoy, después de tantos años, sus descendientes todavía gorjean ese famoso canto y son conocidos en la sierra sur como jellas o jellachas.
"No es el oro lo que hace rica a una nación, sino la suma de brazos trabajando con pasión"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada